Dalyan River

A primera vista, es un paisaje que no se espera ver en Turquía. Un bello lago, que ha permanecido intacto, lleno de peces, un delta cenagoso lujuriante, tierras cultivadas, verdes,un río bordeado de cañas que serpentea hacia el mar y una playa desierta donde las tortugas de mar ponen sus huevos. El mar tiene un color increiblemente azul claro y en el fondo se encuentran ruinas de una civilización antigua. En la orilla, se pueden admirar las ruinas de la ciudad Lycian de Caunos, con su basílica y sus fortificaciones que aparecen indistinctamente en la marisma verde que pone en peligro los huevos de tortuga que se abren en primavera.