Seattle

La historia nos cuenta que esta ciudad se reveló como puerto importante durante la legendaria fiebre del oro del Yukón y Alaska a fines del siglo XIX. A partir de entonces se afianzó comercialmente y estableció sus enlaces a través del Pacífico con los países asiáticos. De allí viene parte importante de su población, también compuesta por naturales americanos, afro-americanos, latinos y escandinavos. Por su parte, la geografía nos dice que Seattle pertenece al estado de Washington, que es capital del condado de King, entre el golfo de Puget Sound y el lago Washington, y que es la ciudad más poblada del estado. Fue construida sobre una serie de colinas y es famosa por su pintoresco paisaje. En las afueras se encuentran los lagos Unión, Washington y Green. Las montañas del Parque Nacional Olympic se elevan al oeste y la cordillera de las Cascadas, dominada por el monte Rainier, se encuentra al este de la ciudad. Es un importante centro cultural, de gran sofisticación, revelada en su arquitectura, artes y moda. Cuenta con restaurantes de primera categoría, que ofrecen al visitante la posibilidad de saborear exquisitas comidas a base de mariscos procedentes de las aguas del Océano Pacífico que bañan sus costas. Tiene también importantes universidades, la del estado de Washington (la más antigua) data de 1861. En el noreste se encuentran los tres principales museos de la ciudad: el Museo de Historia e Industria, la Galería de Arte Henry y el Museo Estatal Conmemorativo de Washington Thomas Burke, con exposiciones sobre los indios nativos de la región. El turismo es uno de los pilares de su vasta economía y ofrece al viajero encanto y acceso a recreaciones espectaculares al aire libre.  

Fotografías de Seattle

Seattle

Cruceros con parada en Seattle