Génova

Génova es cruce de culturas y pueblos desde la antigüedad, siempre ha sido el pulmón de una tierra que absorbe del mar el aire para vivir, tanto en el pasado como en el presente. 

Su historia la describe con generosidad, mostrando riqueza y belleza en cada rincón de su núcleo antiguo. Sus estrechas calles características (“carruggi”) se insinúan entre sus altos edificios, a lo largo del trazado de la planta medieval, sólo en apariencia carente de homogeneidad pero en realidad bien definida por sus calles principales, que se articulan tanto hacia el litoral como hacia el interior. Magníficos edificios, suntuosas iglesias, fachadas decoradas con estuco y frescos, preciosas colecciones de arte, que traen a la memoria el “siglo de los genoveses”, período de oro en el desarrollo cultural de la ciudad. 

Caminar entre las calles, plazas y callejones de Génova es una sorpresa continua. A la vuelta de cada esquina se encuentra un pequeño o gran tesoro que espera ser descubierto. El interior cuenta su historia a través de la prodigiosa obra del hombre. 

Fotografías de Génova

Cruceros con parada en Génova