Dublin

Pequeña y compacta, la ciudad está dividida en dos por el río Liffey. En la parte oeste de la ciudad se halla el Phoenix Park, un parque municipal de 800 hectáreas de extensión. En la parte este se encuentra el puente OConnell Bridge. Dublín es una ciudad para pasear, y poder apreciar sus iglesias y catedrales como la de San Patrick que data del año 1190... Igualmente podrá entrar en la Iglesia de St Micham, del siglo XVII, pero su torre fue construida en el siglo XII. Lo más interesante es su cripta en la que por las condiciones allí reinantes sus cadáveres no se descomponen. 

Cruceros con parada en Dublin