Cruceros: qué responsabilidades tienen las empresas en esos viajes

Viajar en barco es una buena opción para vacacionar y conocer el mundo, pero ¿qué riesgos hay en alta mar? ¿Qué recaudos debe tomar un turista? ¿Cuáles son las obligaciones de las empresas? Todo lo que hay que saber para embarcar tranquilo

 

El placer de surcar los mares por días enteros es una propuesta muy tentadora y, desde hace algunos años, una alternativa que se volvió bastante accesible por su costo y por la posibilidad de financiamiento. Pero el caso de la turista argentina desembarcada en Jamaica con un grave cuadro de peritonitis que la llevó al coma instala varios interrogantes: qué debe tener en cuenta un turista a la hora de embarcar y qué responsabilidades tienen tanto la operadora del buque como las empresas que dan seguro al viajero; cuáles son los riesgos y las obligaciones del empresario del crucero respecto a la salud de los pasajeros. Infobae habló con representantes de los distintos vértices que componen un viaje en crucero para obtener todas esas respuestas.

 

"El crucero en definitiva es un hotel, con la única diferencia de que está rodeado de agua y que puede llevar hasta 4 mil pasajeros, de los cuales 1.500 son personal a cargo del servicio y entretenimiento y otros 50 ó 60 son marinos capacitados para dar los primeros auxilios, más la tripulación, con un médico que puede contar con un enfermero, si los días de viaje y la cantidad de personas lo amerita", dijo a este medio Fernando Morales, perito naval y Vicepresidente de la Liga Naval Argentina. Al referirse a la salud de los pasajeros aclaró: "La obligación del crucero es sólo prestar los primeros auxilios y, en cuando el caso lo amerite, dejar a la persona en el centro de salud donde se la pueda atender como corresponde.Si la empresa hace lo mínimo e indispensable, esto es maniobras o primeros auxilios, cumple con lo dispuesto por la Organización Marítima Internacional y no hay nada más que reclamarle. Hay que saber que el Capitán debe hacer lo que el médico del buque diga, ya que no hay autoridad máxima en la embarcación que el Capitán".

 

"Una persona que está por embarcar a un buque debe saber que será parte de una aventura marítima de resultado incierto"

 

Según explicó Morales, la decisión de abordar un buque implica asumir riesgos: "Subir a un barco es asumir riesgos. Una persona que está por embarcar a un buque debe saber que será parte de una "aventura marítima" de resultado incierto. En la mayoría de los casos, el buque llega a destino y tiene un viaje sin inconvenientes. Ahora, todo lo inherente a la salud entra en lo azaroso y es más riesgoso estar arriba de un barco que no estarlo. Hay que ver a un crucero como un hotel rodeado de agua y los principales problemas son los sanitarios".

 

¿Qué actitud debe tomar, entonces, el capitán del buque en caso de que un pasajero se enferme o accidente? "Si un pasajero se enferma queda a la orden del médico de a bordo decidir lo que haya que hacer. Ese médico le informa al Capitán, la máxima autoridad, y si dice que la persona debe bajar, tiene que bajar. No queda otra. Y eso no es abandono, porque el buque no es un hospital y el capitán debe velar por la salud de la persona- Si el médico indica que hay que asistirlo en un hospital, se lo lleva al más cercano que tenga la infraestructura necesaria para prestar atención médica. El medico del barco da su parte al médico de tierra, lo deriva y allí continúa con la atención del paciente", aclaró Morales.

 

Según lo explicado por el perito naval, es fundamental que los pasajeros desistan de viajar si tienen una enfermedad o dolencia previa, porque "las empresas no suelen pedir certificados de buena salud de los pasajeros, pero los pasajeros no deberían subir a un buque que estará mucho tiempo en el océano si no están bien de salud. Hay que saber que un barco es un espacio confinado y la atención que se puede dar es primitiva. Por eso es aconsejable salir del país con un buen seguro que, en caso de necesitarlo, cubra todos los gastos porque 20 mil dólares (la prestación básica de un seguro de asistencia al viajero) no cubre mucho para ser atendido en el exterior", aconsejó Morales.

 

Por otro lado, es importante que el pasajero cuente con asistencia médica en el exterior cada vez que decide viajar. Están las que otorgan las tarjetas de créditos y las que se pueden contratar por paquete, según los días de viaje.

 

"Es fundamental que el usuario sepa que, pagando un pequeño porcentaje extra en la compra de su producto (un 25% más, por ejemplo), aumenta su cobertura en un 400% o más".

 

¿Viajar en crucero? ¡Si!, pero con todos los recaudos necesarios!!!

 

Por: Fernanda Jara mjara@infobae.com 

Fuente: Infobae.com 

VER NOTA COMPLETA en infobae.com